El control de esfínteres

El control de esfínteres

En realidad, el control de esfínteres no depende de la educación que demos a nuestro hijo, sino de su madurez. Alrededor de los 2 años, el niño comienza a estar pronto para controlar sus esfínteres, pero esto lleva un proceso que no es lineal, sino con avances y retrocesos.

En realidad, el niño adquiere el control de esfínteres cuando está maduro fisiológicamente para ello. Si bien puede ser estimulado, no puede enseñarse, es un proceso que lleva su tiempo.

Todos los niños, que no presenten problemas fisiológicos, aprenderán a controlar la función de sus esfínteres alrededor de los 2 años. La edad en que comience a controlarlos, no incide en su desarrollo futuro, por tanto es inútil intentar apresurarlos, o limitar su ingesta de líquidos para que no se orinen en la cama o al salir.

El momento adecuado para el control de esfínteres:

El control de esfínteresEs costumbre de los padres, aprovechar el verano para retirar los pañales, pues es el momento más cómodo para ello, sin importar si el niño tiene 2, o 11/2, o 21/2 años. También se los persigue con preguntas, sentándolos durante mucho tiempo en el inodoro, y todo para asegurarnos de que no se ensucien las ropas.

El niño recibe el mensaje de que lo que hace felices a sus padres, es que no se haga sus necesidades fisiológicas encima. Esta conducta se ver reforzada con indicaciones explícitas en muchas ocasiones, donde las madres dicen a sus hijos:”mamá está triste porque de hiciste encima”. Empleando un método de chantaje emocional, que en nada favorece la situación, y que sin embargo, puede dejar secuelas psicológicas.

El control de esfínteres, el resultado de un proceso no lineal, con avances y retrocesos. Es un paso importante en el desarrollo mental y emocional del niño. Es su primera oportunidad de decidir. Toma conciencia de sus necesidades, y desea controlarlas. Es un crecimiento. No es meramente mantener seco el pañal, aprender un hábito mecánico, una actividad que se logra de una vez y para siempre.

Etapas del aprendizaje del control de esfínteres:

Una primera instancia se da cuando el niño se da cuenta de que ensució el pañal, después que se hizo. Los padres pueden ayudar, enseñándole a identificar qué se hizo, para que aprenda a diferenciar y a nombrar.

Una segunda etapa es cuando el niño se da cuenta mientras está ensuciando los pañales.
Y la tercera, el niño puede percibir las señales de su cuerpo que le indican que necesita hacer sus necesidades.

El control nocturno requiere de mayor tiempo, pues el niño no se encuentra en estado de vigilia.
Es necesario comprar un inodoro infantil para facilitarle el proceso de uso de los servicios sanitarios.

Durante las vacaciones, los niños necesitan descansar pero sin dejar de aprender. Los padres deben plantearse las estrategias para lograr que los niños se diviertan sin dejar perder el tiempo. La organización de excursiones a granjas, a museos, pueden servir para despertar la curiosidad de los pequeños, y pueden reforzarse con libros de temáticas afines.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

excesiva o demostrando una acti¬tud Los niños pueden expresar su ma¬lestar...

Durante las vacaciones, los niños necesitan descansar...
El cerebro humano requiere mucho tiempo para lograr su...
En general, es en torno al primer cumpleaños, que los...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse