Actividad física durante el embarazo

Actividad física durante el embarazo

El embarazo es una etapa de la vida en que el organismo se ve sometido a grandes exigencias. Para sobrellevarlo es importante mantener hábitos saludables de vida, entre los cuales, se incluye el ejercicio. La actividad física durante el embarazo, siempre debe ser aprobada por el médico, y debe estar supervisada por expertos.

El embarazo es una etapa feliz, pero también es un momento en que el cuerpo está sometido a grandes esfuerzos, gestando un nuevo ser, y en el cual, la mujer debe practicar hábitos saludables de vida, entre estos se encuentra el ejercicio físico, que lejos de ser nocivo, si se realiza bajo supervisión calificada, resultará beneficioso durante la gestación, pero además, será una ayuda fundamental durante el parto.

Beneficios de la actividad física durante el embarazo:

Actividad física durante el embarazoAlgunos de los beneficios de una vida saludable durante el parto incluyen: reducción del riesgo de sufrir diabetes gestacional, aumentar las posibilidades de un parto normal y acelerar la recuperación post parto.
La gimnasia en el agua es de bajo impacto, por lo cual es muy apropiada, pero aumenta el riesgo de contraer infecciones urinarias. El yoga y el método pilates, son recomendables porque sirven para conectarse con el propio cuerpo, y desconectarse de la ansiedad. Pero siempre deben realizarse bajo supervisión experta.

Es imprescindible que siempre antes de iniciar un programa de actividad física durante el embarazo, se consulte con el médico, sin importar el tipo de actividad física que sea, sólo el médico tratante sabe si se está en condiciones adecuadas para soportarlo sin riesgos para el feto.

El simple hecho de seguir una rutina diaria de media hora de ejercicio moderado, ayuda a dormir mejor y aliviar tensiones.
Las técnicas de respiración constituyen una forma de ejercicio, que sirven como entrenamiento para el parto, y ayudan a disminuir las ansiedades.
Pasear y caminar, son ejercicios que casi cualquier embarazada puede realizar, y además, son una excelente distracción.
Para dolores en la zona lumbar, son aconsejables los ejercicios terapéuticos, los masajes y movilización de articulaciones.

La dieta de la embarazada:

La alimentación debe ser balanceada, ni restricciones, ni excesos. Las primeras, contribuyen a provocar un bajo peso al nacer, y los segundo, aumentan las posibilidades de malformaciones fetales.

Hacer varias ingestas pequeñas a lo largo del día, previene contra la ansiedad, ya que no se estará demasiado llena, ni hambrienta.

Para las náuseas, es bueno ingerir comidas livianas como ser: papas asadas, pasta, frutas, tostadas de pan integral, galletas al agua. También se pueden combatir las náuseas matutinas con las muñequeras de acu-presión, empleadas para pasajeros de barco. Es importante beber mucha agua, para prevenir la deshidratación.

El desayuno es una comida importante, durante el embarazo, lo es aún más.
Los suplementos vitamínicos, no pueden tomarse como sustitutos de las comidas. Y deben consumirse, sólo por consejo médico.
Se han obtenido muy buenos resultados con complementos a base de ácido fólico, hierro, calcio, vitaminas y proteínas.

El embarazo partopostérmino o prolongado, es aquel que supera las 42 semanas de gestación, contadas a partir del primer día del último ciclo menstrual. Este retraso parto, puede resultar peligroso para la salud del feto, pues la placenta deja de cumplir con sus funciones nutrientes
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

El embarazo ectópico, es aquel embarazo que se implanta fuera del útero,...

El embarazo partopostérmino o prolongado, es aquel que...
El embarazo ectópico, es aquel embarazo que se implanta...
Cuando se produce la fecundación, el óvulo fecundado se...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse