Alimentación en la embarazada

Alimentación en la embarazada

En todas las etapas de la vida es fundamental mantener una dieta equilibrada, pero durante el embarazo, esto se hace imprescindible, pues ocurren grandes cambios en el cuerpo de la mujer, y además, la calidad de los nutrientes incide directamente en el feto.

Si bien es necesario mantener una dieta equilibrada durante toda la vida, en el período del embrazo es de particular importancia, porque afecta no sólo a la mujer, sino también al embrión. Un aspecto importante lo constituyen las porciones que se tome de cada alimento, no deben ser excesivas, para mantener el equilibrio.

Debe darse una complementación entre los tipos de alimentos, por ejemplo, los proteicos con los energéticos
En los casos de embarazadas con sobrepeso, deberán limitar la ingesta de alimentos calóricos, como azúcares y grasas. En estos casos se complementa la dieta con un ingreso de proteínas importante, carnes, yogures, leche, queso, huevos.

Alimentación en la embarazadaEs imprescindible que estén presentes estos cinco grupos de alimentos:

• Lácteos
• Carnes rojas, pollo, pescado, y huevos..
• Cereales y derivados.
• Frutas
• Hortalizas,

Lácteos:

La leche es el mejor lácteo, por su alto contenido en proteínas y calcio. Hay que intentar incluirla en la dieta diaria, como descremada o vitaminizada.
El queso tiene un contenido muy superior de proteínas y calcio, además tiene vitaminas A y D, pero conjuntamente, tiene un gran contenido de grasa, por tanto hay que evitarlos. Los quesos más solubles son: los blancos de untar descremados y los llamados blandos: fresco, port salut, mozzarella, o de bajas calorías.

La manteca y la crema contienen un alto porcentaje de grasas, por lo cual resulta apropiado cambiarlos por queso untable.
Es posible sustituir la leche por yogur, o leche cultivada descremada.

Carnes y huevos:

Se incluirán carnes rojas una vez al día, pero magras. Contienen un alto porcentaje de proteínas y hierro.
En las carnes blancas 8pollo y pescado), también encontramos hierro y proteínas. Pero éstas son más digeribles y contienen menos grasa.
El huevo contiene proteínas, hierro, calcio, grasas, vitaminas A y D, lo cual permite que sustituya a las carnes en ocasiones, en preparados como omeletes (de verduras y queso), budines, revueltos, etc. pero siempre cuidando la cantidad de calorías.
Una embarazada puede consumir dos huevos a la semana, y además puede consumir una clara diaria.

Pan, galletitas y cereales:

Los cereales son una fuente de carbohidratos y fibra, si se los consume en forma integral (pan negro, galletitas integrales). En cantidad moderada son un buen complemento, porque además contienen vitamina B.

Frutas y vegetales:

Los vegetales de hoja poseen cantidades significativas de vitamina C y fibra. Es mejor consumirlos crudos o cocidos al vapor, para evitar la pérdida de sustancias nutritivas.
La zanahoria y el zapallo contienen cantidades de betacaroteno, precursores de la vitamina A. Los cítricos, las fresas, los kiwis poseen una buena cantidad de vitamina C, se recomienda comer una unidad al día cuando menos. Pero es necesario vigilar las alergias.

Líquidos:

Una embarazada necesita beber al menos dos litros de jugos de compota sin azúcar, agua mineral, caldos desgrasados, al día. Es conveniente evitar las bebidas con cafeína, y con gas.

Control de peso de las embarazadas:

Si existe sobrepeso, debe reducirse bajo un estricto control médico, para evitar un bajo aporte de nutrientes esenciales al feto.
Las proteínas de la dieta, deben ser de alta calidad (carnes, huevos, lácteos), pues son las de mejor absorción.
El aporte de proteínas debe provenir de fuentes bajas en grasas.

Hábitos alimentarios de las embarazadas:

• Ingerir alimentos variados
• Que sean de fácil disgregación gástrica
• Un reducido volumen de ingestas
• Realizar cuatro comidas diarias al menos.
• Excluir alimentos que contengan conservantes, porque pueden afectar al feto. Esto incluye: fiambres, embutidos, chacinados, enlatados, hamburguesas y otros alimentos envasados.
• Evitar: condimentos y picantes, vegetales aliáceos (apio, cebolla, ajo, ají), excesos de grasas, excesos de dulces concentrados, café, té, mate y otras bebidas con cafeína.
• No ingerir alimentos a temperaturas extremas, ni muy calientes, ni muy frías.
• Quedan totalmente prohibidos: el consumo de bebidas alcohólicas, drogas, y tabaco (activo y/o pasivo).

Alrededor de los seis meses, la leche no aporta los nutrientes necesarios para el desarrollo del niño. La alimentación infantil en los primeros dos años resulta fundamental para el correcto desarrollo del niño, ya que es el período en que se consolidan los huesos, el aparato digestivo, el sistema motriz.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

El embarazo ectópico, es aquel embarazo que se implanta fuera del útero,...

Alrededor de los seis meses, la leche no aporta los...
El embarazo ectópico, es aquel embarazo que se implanta...
La consecuencia más grave del consumo excesivo de sal,...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse