Imprimir

El juego de la gallina ciega
Juegos

De los juegos infantiles, algunos gozan de una larga tradición, como el juego de la Gallina Ciega, que figura en los documentos históricos y en la literatura desde la prehistoria y que aparece en todos los rincones del planeta.

Los romanos también disfrutaban con este juego. En Francia, se jugaba como recordatorio de un valiente caballero que tras quedar ciego en batalla, continuó luchando hasta morir.

La novela picaresca española recoge escenas de este juego. También la pintura lo registra, como por ejemplo el pintor holandés Pieter Brueghel el Viejo (1525-1569).

Variantes del juego

El juego de la gallina ciegaLa Gallina Ciega aparece en diferentes versiones a través del tiempo y de la geografía, pero conservando sus características esenciales. Se vendan los ojos del participante de turno, se lo hace girar para que pierda la orientación, y luego, los demás participantes le cantan una canción para azuzarlo a que los encuentre. “La gallina ciega” debe tocar con un palo o algo, o asir por la ropa a alguno de sus compañeros, y entonces cambia el turno. En ocasiones, se le pide que reconozca por el tacto, a quien acaba de atrapar. Es un juego para lugares amplios que permitan la movilidad de los participantes.

Siendo un juego tan extendido, adopta diferentes nombres según la región en que se practique. Es así que se lo conoce como Gallina Ciega, Mona, Ratoncito, Pita Cega (en Portugal), etc.

Ventajas del juego

Este juego es ideal para espacios abiertos, para ser practicado en grupos numerosos de chicos, tanto como para reunir a los chicos con los mayores. También resulta adecuado para practicarlo como ejercicio recreativo en clases de gimnasia, aúna, la actividad física, los participantes deben correr y realizar movimientos de contorsión que les permitan escapar de su captor, es divertido, y propicia la integración grupal, pues obliga a todos a interactuar. Además, es una manera de mantener las tradiciones, ayudando a la supervivencia de un juego tan tradicional en la cultura universal.

Imprimir
© 2007 - 2017 Todos los derechos reservados Bebes Angelitos | www.bebesangelitos.com