Imprimir

Embarazo parto
Parto

El parto es el mecanismo por el cual el feto es expulsado del útero de la madre. La duración normal del embrazo es de 42 semanas (41 semanas y seis días, más exactamente) calculadas desde el primer día de la última menstruación.

Un embarazo prolongado o postérmino, es el que tiene una duración mayor de 42 semanas. Esta anomalía se presenta más frecuentemente en mujeres menores de 35 años.

La postmadurez, es un síndrome en el cual la placenta decae en su funcionamiento dentro del plazo normal, lo cual pone en riesgo la salud del feto. En algunas ocasiones, resulta difícil determinar cuando se han cumplido las 42 semanas, debido a los ciclos menstruales irregulares. Al comienzo del embarazo, una ecografía ayuda a determinar la duración del mismo.

Pasadas las 42 semanas, se estudia a la madre y al feto, en busca de signos de postmadurez, como una reducción en el tamaño del útero y de la movilidad fetal. Las pruebas comienzan en la semana 41, para evaluar el movimiento fetal, su frecuencia cardiaca, la cantidad de líquido amniótico, que en caso de embarazo postmaduro, decrecerán notablemente.

El diagnóstico de postmadurez se confirma con una amnioscentesis (extracción de líquido amniótico para su análisis). Uno de los indicadores positivos, es la aparición de coloración verdosa en el líquido amniótico, provocada por la presencia de materia fecal del feto (meconio)

Una vez confirmado el embarazo postérmino, se debe inducir el parto lo antes posible. En caso de que el cuello uterino no sea lo bastante flexible para que el feto lo atraviese, se realizará una cesárea.

Inducción del parto:

Embarazo partoLa inducción del parto, es el inicio del mismo de forma artificial, pudiendo emplearse para ello varios métodos. Uno es mediante rotura de las membranas, con el fin de estimular el desencadenamiento del parto. Simultáneamente, puede administrarse a la madre hormonas como la oxitocina, o prostaglandinas, para estimular las contracciones. La oxitocina es una hormona natural de la glándula pituitaria, que estimula el parto, pero se emplea su forma sintética, y se administra por goteo. Este método produce contracciones más intensas y duraderas que en un parto normal.

Por lo regular el parto inducido no es más complicado que el parto natural.

El bebé postérmino:

Al bebé nacido de un embarazo parto de postérmino se le llama hipermaduro, y su aspecto es delgado y arrugado, su piel se muestra reseca cuarteada y se pelará. Como ha pasado más tiempo dentro del útero, sus uñas han crecido y tiene más cabello. Muy probablemente, este bebé sufra desnutrición, y deficiencia de oxígeno. También puede presentar una coloración verdosa en la piel y el cordón umbilical.

En la mayoría de los casos, estos bebés nacen por cesárea, y requieren cuidados post natales. Pero si el parto fue tranquilo, no tienen por qué presentar problemas.

Imprimir
© 2007 - 2017 Todos los derechos reservados Bebes Angelitos | www.bebesangelitos.com