Imprimir

Episiotomía y parto
Parto

La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que consiste en la práctica de una incisión en el perineo, implicando piel, músculo y mucosa vaginal, que tiene como fin, ampliar el canal blando, para facilitar la salida del feto.

Este procedimiento tuvo una gran difusión a partir de los años 50, pero actualmente está contraindicada por la Organización Mundial de la Salud OMS, como técnica preventiva de desgarros. No previenen desgarros en el esfínter anal ni a nivel vaginal. Estos desgarros profundos, casi no se dan si no se emplea la episiotomía.

Procedimiento de la episiotomía:

La episiotomía consiste en efectuar un corte con bisturí o tijeras en el periné, principalmente en la musculatura elevadora del ano, para facilitar la salida del bebé, supuestamente para evitar que se produzcan desgarros en una zona que se prolongue hasta el esfínter anal, o que facilite la aparición de prolapsos genitales, en mujeres con predisposición.

Episiotomía y parto
Episiotomía y parto 

Se realiza en el último momento, cuando la cabeza distendió al máximo los tejidos. Se efectúa en ocasiones, sin emplear anestesia, pues la presión de la cabeza, adormece la zona. Por lo general, se emplea anestesia local para practicarla. Exceptuando los casos de anestesia epidural.

Luego de extraído el feto, se procede a la sutura, siempre empleando anestesia local. La sutura lleva entre 5-15 minutos, dependiendo de la técnica utilizada. En general se emplean hilos sintéticos, de reabsorción lenta, que demora unos 15-20 días.

La cicatrización es dificultosa por la región en que se encuentra. La sangre de la cavidad uterina, mantiene permanentemente húmeda esta zona, y además, está expuesta a la contaminación con los gérmenes intestinales. Esto implica la necesidad de cuidados permanentes en la higiene durante el puerperio.

Deben utilizarse soluciones jabonosas antisépticas en varios lavados diarios. El secado luego del lavado, es muy importante, es aconsejable el uso de secadores de cabello, con aire frío o tibio. Luego, debe colocarse un apósito, que debe cambiarse con frecuencia, apenas se impregne de sangre.

Hay una técnica de sutura de tejidos en varios planos, donde la piel, se sutura de forma continua, evitando los nudos. Esta técnica pretende hacer más confortable la sutura.

El procedimiento de la episiotomía tiene algunas desventajas importantes, como que la incisión es mayor que el desgarro natural que podría ocurrir. La hemorragia provocada por este procedimiento es mayor que la de un desgarro. Aumenta el dolor posparto. Los primeros meses, las relaciones sexuales son más dolorosas.

Imprimir
© 2007 - 2017 Todos los derechos reservados Bebes Angelitos | www.bebesangelitos.com