Caídas de bebés y síndrome del bebé sacudido

Caídas de bebés y síndrome del bebé sacudido

Las caídas de bebés y el síndrome del bebé sacudido ocasionan diversas lesiones cerebrales en los bebés, durante los primeros años de vida. Los síntomas pueden abarcar desde lesiones cerebrales, vómitos, retardo mental, y en casos extremos, puede ocasionar la muerte.

Los golpes comprimen la piel y los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de ella, produciendo la ruptura de los mismos, y la salida de la sangre, que se acumulará debajo de la piel. Esta acumulación es conocida como hematoma.

En las caídas de bebés, el golpe puede ser muy intenso, y producir fracturas en el hueso, sobre todo en la región craneal. El síndrome del bebé sacudido, es el término empleado para describir los síntomas de una sacudida violenta o impacto en la cabeza de un bebé, y el grado del daño cerebral, depende de la intensidad y duración de la sacudida, o del impacto recibido.

Los síntomas incluyen una serie de alteraciones neurológicas menores como irritabilidad, vómitos, temblores, letargo, y otras mayores, convulsiones, estupor, coma, muerte. Estos cambios son causados por la destrucción de células cerebrales, por falta de oxigenación celular, o por la hinchazón cerebral.

Es común encontrar hemorragia en las retinas, que se suman a la hematoma subdural y la hinchazón cerebral. En general no se presentan evidencias de agresiones.

Los registros indican que cerca del 20% de los casos de síndrome del bebé sacudido, son mortales en los primeros días posteriores a la lesión. Los sobrevivientes, sufren una serie de discapacidades que abarcan desde trastornos leves de aprendizaje, cambios de conducta, dificultades de coordinación, dificultades en la alimentación, disturbios visuales, discapacidades mentales graves, trastornos del desarrollo, epilepsia, parálisis, ceguera, hidrocefalia.

Médicamente se define como una serie de hemorragias intracraneales y oculares, ocurridas en niños muy pequeños.

Al comienzo de este síndrome, pueden observarse ocasionalmente, huellas de malos tratos, como magulladuras, laceraciones, quemaduras, lesiones cerebrales, fractura de costillas, en las extremidades, lesiones en los órganos internos.

Causas del síndrome del bebé sacudido y las caídas de bebés:

Este síndrome puede tener su origen tanto en las caídas de bebés como en el maltrato infantil. En el caso de las caídas, serían causadas por accidentes, pero las sacudidas, forman parte de una conducta violenta. Por lo general, las caídas leves no ocasionan lesiones del tipo síndrome del bebé sacudido, sino que ocasionan lesiones muy leves. Las lesiones intracraneales ocurren por sacudidas intensas y otros tipos de maltrato.

Caídas de bebés y síndrome del bebé sacudido

Estos abusos, suelen estar originados en el llanto persistente de los bebés, o en los problemas para alimentar al bebé, así como las dificultades para enseñarle el control de esfínteres. Esta situación suele ocasionar la frustración de padres y cuidadores, los que reaccionan sacudiendo al bebé para calmarlo o intimidarlo, ocasionándole graves lesiones. 

Un bebé normal pasa dos o tres horas diarias llorando, esta situación se hace crítica en la etapa entre la sexta semana y los cuatro meses posteriores al nacimiento, este período coincide con las incidencias mayores de síndrome del bebé sacudido.

Esta situación puede alimentarse a sí misma, ya que el bebé con lesión cerebral, puede responder más satisfactoriamente a las sacudidas, debido a las propias lesiones cerebrales, lo que lleva a una interpretación errónea en las personas que lo cuidan, pues el bebé se calla cuando se lo sacude, pero es debido a las propias lesiones, y esto es interpretado por el adulto, como una aceptación.

El cerebro de un niño pequeño rebota dentro de la cavidad craneal, durante la sacudida, ocasionando la destrucción de parte del tejido cerebral, también pueden ocurrir sangrado en la periferia del cerebro. Esto ocurre debido al tamaño de la cabeza del bebé y a la debilidad de los músculos del cuello, que no puede soportar el tamaño de su cabeza, y a que el cerebro no ha madurado y se lesiona más fácilmente en presencia de sacudidas o caídas de bebés.

Los factores de riesgo para la situación de maltrato infantil son: cuidadores en situación de estrés, depresión, ansiedad, abuso de sustancias, falta de control de los impulsos, carencia de apoyo y asistencia, etc.

Actualmente, el estilo de vida, lleva a que sea cada más común la alimentación deficitaria en los bebés. La carencia de tiempo, la ignorancia, la pereza, hacen que los bebés y la comida chatarra, tengan un encuentro prematuro, ya que no se tienen en cuenta los requerimientos de acuerdo a la etapa que están desarrollando.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

La tartamudez o disfemia es un trastorno del habla que suele aparecer en los...

Actualmente, el estilo de vida, lleva a que sea cada más...
La natación es una actividad llena de ventajas para el...
Actualmente, el estilo de vida, lleva a que sea cada más...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse